jueves, setiembre 11, 2008

Jay D'Amico: transparencias del Jazz

Jay D’Amico Trio
Tuscan Prelude
(Jazz under glass)
CAP Records
2008
Jay D'Amico ha tenido una multifacética carrera como pianista de jazz, compositor y arreglador. Nacido en Brooklyn, Nueva York en 1953, Jay creció en una familia de músicos. Su madre fue un talentosa cantante que dio a todos sus hijos una destacada educación en la apreciación de la ópera, el jazz y otros grandes géneros musicales. Jay comenzó a tocar el piano a la edad de ocho, y luego pasó a estudios superiores de piano clásico en el City University of New York. Jay cuenta con el legendario bajista de jazz, Milt Hinton como uno de sus importantes mentores y amigos.
En Tuscan Prelude, Jay D’Amico cuenta con la invalorable y destacada colaboración del contrabajista Marc Jhonson y el baterista Ronnie Zito, incluso hacen importantes aportes en esta propuesta Greg D’Amico, bajista y hermano de Jay y, también Vinne Favata en la batería.
Clásicos de jazz con elementos de música clásica mezclada en una experiencia musical para todos los gustos y preferencias. Su estilo musical, como es, tradición en casi todos los verdaderos músicos de jazz, muy individualista. Su obra está marcada por un distintivo trabajo de síntesis de influencias clásicas, incluida la labor de su ídolo boyhood, Chopin, los siglos 15 y 16 del barroco italiano, del bel canto y arias que su madre le enseñó a amar, grandes estándares de jazz y, lo más importante, su arte inimitable.(…) “Si hay alguna palabra que pueda describir la música de Jay D'Amico sería "originalidad". Recuerdo haber leído hace muchos años, en un libro de Igor Stravinsky, en el que el autor declara que si existe algún "regalo" en la música, sería el don de la melodía”, comenta un cronista, con respecto a este trabajo, donde estas melodías son ostensiblemente reflejadas. Un disco delicioso, desde el tratamiento de formas clásicas y armonías tradicionales de la música y, del jazz europeo con una impronta moderna, de buen gusto y colores americanos. Un material para disfrutarlo de punta a punta, sin desperdicio. De puro "vicio" voy a - nombrar - (imposible destacar una por sobre las otras...) tres de las once pistas: "Tuscan Prelude", que le da nombre al CD, "Theme in Bb minor" y, "Prelude in A minor". (JR)

No hay comentarios.: